LLORAR: ¿qué tan malo es?

El llanto está definido como la forma de expresar los sentimientos por medio de las lagrimas.

Llorar: ¿qué tan malo es?

Además es un mecanismo que utiliza el cuerpo, para liberar emociones como: dolor, tristeza y alegría.

En la mayoría de las ocasiones se ha pensado que el llanto de una persona simboliza debilidad, angustia o miedo.

Algunos creyentes, han consideran el llanto como un acto que demuestra falta de fe.

Por lo que muchos de ellos reprimen sus emociones ante las circunstancias adversas, para no ser tenidos como «frágiles».

Aparentando dureza y temple, pero por dentro son una bomba de tiempo que en cualquier momento puede estallar.

Beneficios de llorar

El llanto trae consigo muchos beneficios a la salud, porque elimina toxinas, libera estrés, genera bienestar además de que influye en el autoconocimiento.

Es decir que cuando una persona llora, está ocasionando un beneficio a su salud, produciendo satisfacción y desahogo.

Aunque muchas personas tienen autocontrol sobre sus emociones, siempre es necesario que pueda liberar las tensiones producidas por los problemas.

¿Qué dice Dios acerca de tus lagrimas?

En primer lugar se debe recordar que llorar es una función natural del ser humano, es decir, que fue Dios quien le dio al hombre esta capacidad.

Dios no habría colocado esta facultad en el hombre, si no fuera beneficiosa para él.

La palabra dice «que hay un tiempo para reír y un tiempo para llorar»Eclesiastés 3:4.

Esto quiere decir que todas las personas van a pasar por momentos difíciles, donde tendrán que llorar.

Por este motivo el creyente debe entender que no es malo llorar, sino más bien un acto que genera liberación.

Donde la tristeza y las cargas son dejadas en manos de Dios, que es el único que las puede consolar.

«Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación»Mateo 5:4.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *